Nuestra primera cita

Llegó el día. A penas un haz de luz entraba por la ventana, pero era suficiente para iluminar toda la habitación.

Aun con la ansiedad, pude comer algo y estar tranquila, esperando la hora de nuestro primer encuentro. Lo habíamos imaginado y esperado tanto tiempo!

Con una sonrisa nerviosa me coloree las mejillas y la boca. No quería parecer muy exagerada, así que opte por un look natural. La primera impresión es importante, pensé. Mas entre tu y yo había una complicidad que ya nos unía.

Mi corazón corría muy rápido mientras la hora se acercaba, y cada vez que miraba el reloj, era como si el tiempo pasaba más lentamente.
Pensaba en ti, en mi; en cómo sería cuando nuestras miradas se juntaran. Ese anhelo me tranquilizaba y esperé…
–——
Aunque mi caminar era lento y el camino parecía eterno, mi corazón ya estaba contigo.

La puerta se abrió y mis ojos se volvieron locos buscándote. El corazón se me salía por la boca. Mi sonrisa me delataba, no podía contener la emoción cuando te encontré.

Estabas ahí, tranquilo. Ese momento que tanto habíamos esperado era real.

Comencé a susurrarte al oído palabras dulces, con un tono cálido y familiar. Quería que me sintieras cerca, muy cerca y que pareciera que nunca habíamos estado separados. Me reconociste y tomaste mi mano.

No podía dejar de ver tu cara hermosa, pero al mismo tiempo tan llena de fortaleza.

Fue en ese momento donde ambos entendimos, que ese reencuentro lleno de amor, era muestra de que siempre habíamos estado juntos. Nuestros corazones se unen por un lazo mas fuerte que el tiempo y el espacio.

IMG_4216-0.JPG

Hoy nos volveremos a separar. Pero te prometo hijo precioso que cada día vendré puntual a nuestra cita. Y viviremos nuestro encuentro como si fuera el primero, hasta que podamos volver juntos a casa.

Gabriel: Te amo mi guerrero, me siento orgullosa de ser tu mamá

De Alergias y otros demonios

Luego de una racha de meses con varias afecciones respiratorias, de diciembre a febrero, Nicolás había recibido ya 3 veces antibióticos y yo ya estaba angustiada y agotada.

Tomando en cuenta que esto nunca nos paso con Dany y Bobby, mi esposo y yo decidimos buscar un especialista.
Justo una amiga médico nos recomendó un Médico Pediatra – Neumólogo – Homeópata.

En la segunda cita le realizaron una prueba de alergias, en la que resultó alérgico a los lácteos y al chocolate (lo mas rico 😞). Decidimos hacer las pruebas a los otros dos y Sorpresa! Resultaron alérgicos también a algunos alimentos; Dany al limón y Bobby a los lácteos y al chocolate también.

IMG_4070.JPG Fuente: www.familiaysalud.es

Esto implicó un cambio radical en nuestra alimentación. Realizamos una reeducación no solo para nosotros, sino para todas las personas que conviven con los niños y para ellos mismos.

Ahora el tema de las alergias en los niños parece tan común que podemos tomarlo con ligereza, pero es un padecimiento que puede tener consecuencias graves o contribuir a otras enfermedades o molestias crónicas.

Es un reto diario que genera muchas dudas al principio: qué les pongo en la lonchera? Y si comen algo que no deben y yo no estoy? Cómo hago para que tengan siempre los nutrientes necesarios?

Les comparto 5 aspectos importantes que nos ayudaron y espero les sirvan a ustedes, si se enfrentan a algo similar.
1. Infórmate.
– No es lo mismo alergia a la lactosa que intolerancia a la lactosa.
La alergia afecta el sistema inmunológico y genera reacciones variadas, que van desde tos, irritación en la piel, secreción nasal; y puede variar en manifestación e intensidad de una persona a otra. Lo más común son las afecciones en la piel y en vías respiratorias como asma, bronquitis, entre otras.
La intolerancia provoca malestar en el sistema digestivo, generalmente provoca diarrea, gases o estreñimiento. También varía en cada persona.
– Lee bien las etiquetas de los productos que compras, ya que muchos pueden contener lactosa y generar una reacción alérgica.

IMG_4068.PNG Fuente: www.nyp.org

2. Busca sustitutos.
Los lácteos son fuente de proteínas y calcio, pero no son la única. Muchos vegetales contienen igual cantidad de calcio que un vaso de leche. Además existe la leche de soya, coco, arroz y almendra; que también pueden aportar nutrientes sin afectar la salud de tus pequeños.

IMG_4069.JPG Fuente: www.geisinger.kramesonline.com

Acá les comparto varios sitios donde pueden encontrar recetas y opciones libres de lácteos y otros alimentos alergenos.

Mi menú sin leche

Recetas sin lactosa

Cocina sin

3. Conoce a tus hijos.
A pesar de que Bobby y Nicolas padecen del mismo tipo de alergia, en ambos se manifiesta de diferente manera. Cada niño es único, y debemos aprender a identificar cómo cada uno reacciona ante la exposición al elemento alergeno. Hay personas que sólo con oler o tocar algo que les causa alergia ya tienen una reacción. Las reacciones o manifestaciones pueden ir desde secreción nasal, erupciones en el cuerpo, hasta un choque anafiláctico. Lo más importante es saber intervenir a tiempo, y que no se tenga consecuencias graves.

4. Comunícate.
Primero habla con tus hijos sobre sus alergias, qué cosas no puede comer o qué deben evitar. Nunca es muy pronto para comenzar. Aunque sean pequeños es bueno que estén enterados y aprendan a prevenir lo que les hace mal. Si es necesario puedes colocarles una pulsera donde se indique cual es su alergia y número de contacto en caso de emergencias; para alertar a niñeras, profesores y otras personas con las que convivan.
Los familiares cercanos y educadores también deben ser debidamente informados sobre el tipo de alergias, qué hacer y a quien acudir si algo pasa.

5. No temas decir no.
Esto es muy complejo. En casa es difícil privar a todos de los alimentos que solo algunos no pueden comer.
Es más fácil esconder los alimentos? No incluirlos en la mesa? Si, pero esto no lo podrás controlar siempre.
Es mejor educar la voluntad y la templanza de nuestros hijos, enseñarles que no siempre podrán tomar lo que vean o deseen, aunque sea rico y otros lo hagan. Así ellos actuarán según su conciencia aunque no estemos cerca.

Nosotros debemos superar esas penas humanas que muchas veces nos hacen ceder ante las presiones de familiares o amigos. Si tu tía le ofrece a tu hijo un pan con queso, es mejor rechazarlo con amabilidad, aunque la tía se moleste o se resienta, a que tu hijo se enferme.

Aunque no tenemos el control de todo lo que pasa alrededor de nuestros tesoros, espero estos puntos ayuden a hacer de este reto algo más fácil. Así será si trabajas en equipo con tu familia.

Jugando en casa

En estas vacaciones también es bueno aprovechar con la familia en casa, compartiendo desde la intimidad de nuestro hogar.
Esto no implica que no podamos hacer cosas diferentes y divertidas.
También lo divertido puede educar y formar.
Acá les comparto algunas sugerencias:
1. Trabajar un huerto o arreglar el jardín.
Compartir tiempo en familia, admirar la naturaleza y emprender un proyecto en equipo son sólo algunas de las ventajas de esta actividad. Pueden leer más sobre los beneficios de Hacer un huerto casero con los niños y cómo hacerlo en los siguientes artículos:

Nuestro primer Huerto casero

Nuestro Huerto casero en Flor

Mi jardín es mi huerto

2. Juegos de mesa.
Este tipo de juegos fomentan la tolerancia y la paciencia, ayudan a los niños a aprender a esperar su turno, respetar las reglar y saber perder.

20140418-020159 p.m..jpg

En casa nuestro favorito es el Dominó, pero también están el Bingo, Damas chinas, Rompe cabezas, entre otros.

3. El Rey dice.
Este es un juego muy conocido, donde uno de los jugadores es El Rey, quien demanda al resto de los jugadores que realicen diferentes acciones, iniciando cada petición con la frase: “El Rey dice…”
Nosotros en casa lo usamos para motivar a los niños a realizar un mandado.
Por ejemplo, yo les digo: Yo soy la Reina y la Reina dice… Que cada uno llevara sus platos a la cocina. Así ellos colaboran y lo hacen jugando.

4. Cuéntame una historia.
Este juego lo inventamos nosotros. Usamos tarjetas con imágenes y cada uno va creando una historia con la tarjeta que va saliendo.
Nosotros usamos estas, pero se puede usar cualquiera con imágenes de figuras, animales y toda clase de cosas.

20140418-023200 p.m..jpg

Este juego nos encanta porque es muy divertido, y cada vez es diferente. Es un reto a la imaginación e improvisación. Además nos puede servir para ampliar el vocabulario de nuestros nenes.

Espero aprovechen estos días para compartir en familia.

Enfermedad Mano – Pie – Boca

Desde el sábado estamos experimentando en casa una enfermedad nueva. No sólo nueva para mis hijos, sino en general; mis hermanos y yo no supimos nunca de este padecimiento.
Lo bueno es que no es grave, lo malo es que es contagioso.

Como se imaginarán mi mayor preocupación es Nicolás, que con 5 meses es el más pequeño, pero al parecer la Leche Materna lo ha blindado porque no ha dado señales de contagio.

La Enfermedad Mano – Pie – Boca es una infección de la piel, de origen viral, que se manifiesta con erupciones rosadas, parecidas a salpullido, solo que no pican. Algunas pueden llegar a ser ampollas, generando molestias y hasta dolor, principalmente las que se ubican dentro de la boca y garganta. A mis hijos les comenzaron en boca y palma de las manos, pasando luego a rodillas, pies y codos.

Según el Pediatra Dr. Frankz Rosenberg Casamalhuapa, el virus es adquirido a través del contacto con otros niños portadores de esta condición. Las lesiones desaparecen solo en 3 a 5 días y requieren solamente la higiene usual con un jabón neutro y agua tibia. El uso de cremas y pomadas debe evitarse, ya que son productos prescritos solo por pediatras.

La única recomendación es que los niños contagiados o con sospecha de la enfermedad estén lejos de otros niños, para evitar contagio; y acudir a un médico de inmediato para asegurar que se haga un diagnóstico correcto.

Acá les comparto algunas fotos de las lesiones. Dado que esta enfermedad no tiene tratamiento y dura de 7 a 10 días, espero que la otra semana los peques estén ya recuperados.

Agradezco al Dr. Casamalhuapa (Dr.frankcasa@hotmail.com), Pediatra y Master en Salud Publica, su colaboración para realizar este artículo.

Puedes realizar tus consultas online al Dr. Casamalhuapa visitando la Fan Page en Facebook de la Revista Maternity and Kids.